El manejo político de la gripe porcina

Susana Chávez
PROMSEX

Es indiscutible que no estamos frente al mejor ministro de salud, pero tampoco y de lejos, ante el peor, creo que acerca de estos últimos sobran los ejemplos, quienes nos han dejado lecciones aprendidas de lo que no debería ocurrir en la salud pública.

Que esta gestión tiene varios pendientes, es muy cierto, pero ¿se puede cuestionar su desempeño en relación con la gripe porcina?.

Pienso que no y de allí, la campaña desatada por El Comercio, resulta no sólo desproporcionada, sino también sospechosa.

¿Que se pretende al acusar de falta de liderazgo al ministro?.

Pareciera que el interés no es la salud pública, sino, traer abajo a una gestión. Algunas de las razones, especialmente por parte de los integrantes del partido de la estrella, puede estar en torno al Seguro Integral de Salud, pues bien podría ser una pieza del populismo, bastante funcional a los últimos años de gobierno, de allí que no me sorprenda que el Presidente “felicite el pesimismo del Ministro”, con lo cual, el aludido podría responder, “compadrito, mejor no me ayudes”. Sin embargo, esto parece no responder al interés de quienes están en torno al Comercio, por lo tanto es válido preguntarse ¿a que está respondiendo esta campaña?.  

No hay duda que el sistema sanitario está en graves problemas, no de ahora sino de muchos años atrás; Hospitales que carecen de condiciones mínimas de salubridad son las herencias que nos dejaron las distintas propuestas de reformas sanitarias de los 90s. Médicos y personal de salud infectados con bacterias de tuberculosis drogo-resistentes, se repiten por lo menos desde el año 2000, pues sobre ellos hay evidencias bastante demostradas del Dr. Oswaldo Jave, que esto se debió a la aplicación de una antibioticoterapia inadecuada, cuyas consecuencias se conocían mucho antes de proponerlas como tratamiento y cuyos responsables no han tenido sanción alguna. Centros de salud sin capacidad resolutiva para atender complicación del parto, y que exponen a las mujeres mas pobres del país a riesgos y muertes innecesarias, tal como lo demuestran los distintos Informes Defensoriales y los de Amnistía Internacional.

Todos estos argumentos que compartimos de manera crítica, no puede hacernos concluir que la epidemia tiene un mal manejo. Tal afirmación no sólo parece prematura, sino absolutamente destructiva. Es posible que el Ministro haya necesitado una mejor estrategia de imagen, pero no se puede afirmar que ha estado ausente de la escena sanitaria. Pues si se mide en términos de resultados, hay algunos indicios que nos dicen que no vamos por mal camino; La población está informada, conoce que la gripe llamada porcina es una amenaza e identifica los mecanismos de prevención y ante los posibles casos, aún nos encontramos dentro de la escena de lo manejable.

En los detractores no hay faltado quienes han cuestionado -sin el mas mínimo sentido común y absoluta falta de solidaridad-, el ingreso de una persona sospechosa de infección, sin tomar en consideración que a nadie que en riesgo de morir, se le puede cerrar las fronteras y negar el auxilio humanitario. Como muchas enfermedades, el peligro no está en los portadores que se conocen o sospechan de los males, sino en aquellos que no saben que tienen el mal, pues sólo en los que hay un diagnóstico, se pueden tomar todas las medidas del caso y lograr que su contacto o estancia no sea una amenaza.

Por lo tanto, empujar a la caída al Ministro de Salud, en estos momentos no parece ser lo mas responsable. Ahora mas que nunca, se necesita una cohesión, el desarrollo de un plan, así como los esfuerzos necesarios para convocar a la sociedad civil y a la población en general, dejando por fuera los oportunismos de cualquier tipo.

awesome comments!
Visto 303 veces